10 Tips para Trabajar Productivamente!

05/13/2018 0 Por diegolog
10 Tips para Trabajar Productivamente!

Me levanto por las mañanas y después de tomar un baño y el desayuno, a veces saludable, me encuentro con que no he planeado mi trabajo para ese día. Entonces, decido abrir el computador y chequear mis redes sociales, revisar el correo-e y ver algunas fotografías y artículos de mis blogs favoritos.

En este punto ya ha pasado una hora o más, y aún no haz empezado tu jornada laboral de manera efectiva, es decir, no haz todavía diseñado un plan de acciones a desarrollar.

A continuación te compartiré 10 tips para ser más productivo en tu trabajo, de los cuales algunos he tomado de David Uribe, SEO & Co-fundador de SmartBeemo®. Recuerda que es mejor primero hacer las actividades más importantes que las urgentes.

1. Hacer Listas:

Es importante calendarizar el horario del día. Lo que se organiza con cierto tiempo de antelación, un día, por poner tan solo un ejemplo; hará que estés mas focalizado/a en tus tareas y por tanto, en el proyecto especifico que estás desarrollando en ese momento.

Cuando no tienes calendarizadas tus tareas diarias, tu jornada laboral se vuelve rutinaria y sin control, por hacer «lo que vaya surgiendo», y esto genera ineficacia en las entregas de los proyectos y en el rendimiento creativo.

2. Toma descansos entre tareas:

Comprueba que la tarea que estas desarrollando no esta siendo monótona o que te está generando más estrés del normal. Comprueba que has terminado una parte importante del proceso de tu proyecto y haz una pausa activa. Relaja los músculos y estira piernas y manos dura 10 minutos. Conectar con otra cosa diferente de la que estás trabajando, mejora tu rendimiento en cada tarea que tengas que hacer.

3. Apaga las notificaciones del teléfono:

Amigo, no es bueno dejar el teléfono cerca de tu mesa de trabajo cuando estás concentrado desarrollando tus tareas. Yo lo que suelo hacer es, por lo menos si estoy esperando una llamada o mensaje importante, apagar las notificaciones de redes sociales, whatsapp y llamadas; y dejar el teléfono bocaabajo.

Es fundamental que no tengas distracciones que bloqueen tu rendimiento y concentración. Siempre he dicho que cuanto menos tareas desarrollo al mismo tiempo y más concentrado estoy en mi trabajo, mejor es mi rendimiento y productividad.

4. Tener algo que me emociona:

Es como un regalo que te das a ti mismo después de finalizar tu jornada. En mi caso, amo tocar la guitarra, escuchar música y leer un libro que me aporte valor como persona y como profesional. De hecho, el último libro que he leído y que lo tengo como guía en algunos momentos cruciales, se llama «El efecto Compuesto» de Darren Hardy®; Siempre estoy esperando que al terminar mi proyecto, pueda enfocarme en otras tareas que me generan satisfacción y entretenimiento, algo que también me apasiona.

5. Oir música suave y sin letra:

Mientras trabajas, intenta oír música que te relaje y que no tenga letra. La música con vibraciones bajas, es muy buena para incentivar la concentración y la creatividad.

En mi caso me ayuda bastante el escuchar música que esté conectada con mi estado de ánimo en ese momento; desde Jazz, clásica, pasando por Rock, metal, hasta una buena Salsa de Gilberto Santa Rosa o Hector Lavoe instrumental. Muy recomendable para los amantes de trabajar con música de fondo.

6. Hacer una cosa a la vez:

Amigo, no es bueno que seas multi-tarea cuando trabajas en el desarrollo de un concepto profundo o conectar 100 por ciento con lo que estás haciendo. Aunque nos hayan dicho que somos una generación que pueda hacer varias cosas a la vez, la verdad es que estamos diseñados para desarrollar una actividad productiva y eficaz a la vez.

Así que si tu jefe te dice que tienes que entregar más de 3 cosas en un día, ya sabes que hacer, negociar con él o con ella y hacerle saber que los toderos no hacen ninguna cosa bien, o si el tiempo te da la marcha, enfocarte en una tarea a la vez. Siempre procuro hacerlo y me funciona perfectamente.

7. Hacer el trabajo pesado en las horas de la mañana:

Normalmente las personas estamos más activas un par de horas después de habernos levantado. Nuestro cerebro está descansado y está listo para consumir y generar información. Mi consejo es que te enfoques en lo que más crees que te va a costar hacer ese día y gestionarlo en las horas de la mañana.

Regularmente las horas de la tarde las utilizo para evaluar ciertos procesos a llevar a cabo el día siguiente y desarrollar tareas más sencillas que requeriran, según mi nivel de conocimiento, experiencia y otros factores personales, menos esfuerzo.

8. Haz reuniones cortas y precisas:

Es genial sentarte con tu equipo de trabajo, lo dirijas tú, o no y hacer una lluvia de ideas, debatir sobre cuáles serían los mejores procesos para implantar. Creo que cada quien debe llevar claro lo que va a decir en la reunión y por supuesto estar muy atento/a a escuchar.

Las reuniones largas en las que se tocan demasiados temas, terminan siendo imprecisas y al final es muy complicado que se cumplan todas las tareas acordadas. Lo mejor es tener reuniones cortas y precisas.

9. Revisa el correo cada tres horas:

Es importante conocer las respuestas de nuestros stakeholders (clientes, proveedores, patrocinios, etc) y muchas veces lo conseguimos en nuestras conversaciones en línea.

Lo recomendable para que te enfoques mejor en tus objetivos diarios, es revisar el correo electrónico por lo menos cada 3 horas. Es muy importante que concentres tu energía y fuerzas en desarrollar tus tareas, una por una sin interrupciones.

10. Hazte preguntas simples a ti y a tu equipo:

Cuando sobre-pensamos las cosas sin definirlas ni llegar a una conclusión clara, lo más probable es que terminemos perdiendo el tiempo y no hagamos nada. Desde Lopson nos gusta plantearnos preguntas simples que generan muchas respuestas, para después evaluarlas.

Estas preguntas normalmente suelen ser: ¿Por qué quiero que la gente me conozca? ¿Cuál es mi principal valor como marca/personaje público? ¿Cuándo debería empezar a hacerlo? ¿Cuáles son 3 riesgos más relevantes a atacar? ¿Qué quiero lograr con esta campaña? ¿Lanzarme al mercado? ¿Vender? ¿Recordar mi marca? etc.

 

Bueno amigos, espero que hayan disfrutado de esta nota y por supuesto les sea bastante útil en su día laboral. Recuerda que desconectar 10 minutos de nuestra rutina, nos hace más productivos. No es el tiempo que consumamos, sino cómo lo hacemos.

Si tienes alguna recomendación que consideres relevante para que nuestras jornadas laborales sean más productivas, deja un comentario en la sección de abajo. La idea es que crezcamos está comunidad de emprendedores y marketeros.